Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
IES Pino Montano

IES Pino Montano

Periódico digital del instituto Pino Montano (Sevilla).

Resignados a ser libres

Resignados a ser libres

A la memoria de todos los fallecidos y supervivientes de los atentados del terrorismo islámico en Noviembre de 2015 en París.

 

“Esto no es normal”, solemos decir cuando varios días plúmbeos o lluviosos se suceden en invierno.

Y que un grupo minúsculo de fanáticos terroristas se empeñen  en llenar de sangre y dolor nuestra existencia, tampoco es normal.

A los  repetidos días lluviosos nos resignamos  confiados en  el peor será  la calor. Y para los atentados de Atocha, Londres, París, Bruselas … ¿cuál es nuestro consuelo?

Un ex-oficial de la OTAN experto en el mundo islámico decía hace unas fechas que  ante los atentados terroristas del ISIS, “deberíamos reconocer que no solo estamos horrorizados sino perplejos” y que nuestra cultura es incapaz de  comprender el fenómeno del ISIS, las motivaciones  por las que algunos jóvenes, también europeos, se suicidan con la finalidad de arrastrar en su muerte al mayor número posible de inocentes desconocidos.

“Esto no es normal, decía John Carling por aquellas fechas en  su columna del  País, pero nos vamos a tener que ir acostumbrando a que lo sea”.

Por más análisis que se hagan de las  causas y  los efectos  del  terrorismo yihadista, el fenómeno está tan arraigado que tardará años en solucionarse y lo peor, salvo reprimir o contener, desconocemos  la fórmula rápida para desactivarlo.

El premio Nobel de literatura, el escritor turco Orhan Pamuk comparaba, en una entrevista literaria, la situación actual con las invasiones bárbaras que acabaron en el s. V con el Imperio Romano. No es fácil para un profesor de Historia  explicar  cómo fue posible que esos nuevos pueblos no se deslumbraran de los libros, del arte, de la ciencia, de la Ingeniería, de la vida hedonista de los Ciudadanos romanos y, en cambio, lo destruyeran  casi todo.

Pero nuestro consuelo  ha de estar en  la firmeza  de  nuestras convicciones  éticas y culturales, sabedores de que es propio de los seres humanos ser dueños de su destino, y  aunque el uso erróneo de ese  poder nos convierta en víctimas inocentes de la barbarie terrorista, nadie puede privarnos de  nuestro derecho a  ser  libres y vivir en libertad.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post