Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
IES Pino Montano

IES Pino Montano

Periódico digital del instituto Pino Montano (Sevilla).

Conectados

Conectados

Ayer estuve viendo el programa de Jordi Évole, estaban hablando sobre aquellas personas que viven pegadas a un móvil. Es cierto que cada vez cuesta más salir a la calle y ver a una sola persona que no esté usando el móvil, independientemente del uso que le esté dando.

Salió una chica hablando sobre su adicción al móvil, decía algo parecido a esto: “Estar enganchado al móvil es algo normal y no tiene solución”. Decía también que más de una vez había llegado tarde a clases por haber ido a buscar el móvil a su casa y, tras llegar a las clases, era incapaz de dejarlo.

Conozco a varias personas que tienen el mismo problema que esa chica, es imposible mantener una conversación sin que la persona de enfrente esté mirando el móvil y tener esa sensación de estar hablándole a la pared. Actualmente, se podría decir que los móviles, se han convertido en una especie de extensión del cuerpo, hasta el punto de sentir necesidad de sentir el móvil pegado al cuerpo. Estamos conectados las 24 horas del día.

Yo, personalmente, admito que, quizás, debería usar menos el móvil, aunque sea algo inevitable, ya que todo está en Internet.

Creo que el gran problema de la adicción al móvil, llegó con la aparición de las redes sociales. Que si Facebook, Instagram, Snapchat, Whatsapp, Twitter, etc. A mi me hace mucha gracia, porque yo, que también uso esas redes, veo como personas suben fotos hasta de lo que comen, donde están en cada momento, etc. Y eso es un problema. Estamos en una época donde lo más importante es cuantos seguidores tienes en Twitter o cuantos likes tiene tu última foto de Instagram, porque tengo amigos que se ponen límites de likes, si no llegan a ese número, se enfadan, y es patético.

Whatsapp, es la red social que sustituyó al SMS. Salió a la luz en enero de 2010 y tiene miles de millones de descargas, y no me extraña, porque eso de intercambiar mensajes con cualquier persona del mundo al instante, es bastante cómodo. No todo podía ser malo, aunque volviendo a la parte negativa, todo es muy bonito hasta que ves como escribe la gente, eso ya echa un poco para atrás. Porque una cosa es que se hable coloquialmente en una conversación de whatsapp con tu amigo y otra bien distinta es escribir dándole patadas al diccionario que te duelen hasta a ti.

Volviendo a lo de antes, le dedicamos más tiempo a nuestros “amigos de Internet”, que a nuestros amigos reales, y no es raro de ver a personas sentadas en una cafetería mientras usan el móvil sin mirarse a la cara, y a mi no hay cosa que me de más rabia que eso.

La entrevista que hizo ayer Jordi Évole, finalizó con esta frase del filósofo y sociólogo Zygmunt Brauman: “Somos seres solitarios constantemente en contacto, y ninguna de esas conexiones es los suficientemente profunda como para romper nuestra soledad.”

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post